Los Valores Sociales Básicos son: el Respeto, la Tolerancia, la Paz, la Honestidad, el Agradecimiento, la Solidaridad, la Bondad, la Justicia, la Amistad, la Lealtad, la Generosidad, la Laboriosidad, la Humildad, la Prudencia, la Libertad, la Perseverancia, la Dignidad, la Fortaleza…

SOLIDARIDAD.  (Del latín solidus, solidario.  Sólido, macizo, firme, seguro.)  f. Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros. 2. Entera comunidad de intereses y responsabilidades.

SOLIDARIO. (Del latín solidus.) adj. Adherido o asociado a la causa, empresa u opinión de otro.

La Solidaridad. Cuando dos o más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común, hablamos de solidaridad.

La solidaridad es un valor de gran trascendencia para el género humano, pues gracias a ella no sólo ha alcanzado los más altos grados de civilización y desarrollo tecnológico a lo largo de su historia, sino que ha logrado sobrevivir y salir adelante luego de los más terribles desastres (guerras, pestes, incendios, terremotos, inundaciones, etc.)

Es tan grande el poder de la solidaridad, que cuando la ponemos en práctica nos hacemos inmensamente fuertes y podemos asumir sin temor los más grandes desafíos, al tiempo que resistimos con firmeza los embates de la adversidad. La solidaridad, cuando persigue una causa noble y justa (porque los hombres también se pueden unir para hacer  daño) cambia el mundo, lo hace mejor, más habitable y más digno.

BONDAD. (Del latín bonitas, -bast.  Bondad, excelencia.)  f. Calidad de bueno.  2. Natural inclinación a hacer el bien.  3. Blandura y apacibilidad de genio.

BUENO. (Del latín bonus. Bueno, propicio, favorable.) adj. Que tiene bondad en su género.  2. Útil y a propósito para alguna cosa.  3. Gustoso, apetecible, agradable, divertido.

La Bondad es la disposición permanente a hacer el bien, de manera amable, generosa y firme.  Las personas bondadosas sienten un gran  respeto por sus semejantes y se preocupan por su bienestar.  Si alguien no está en buena situación y necesita ayuda, el bondadoso no duda en ofrecérsela, y lo hace sin ofender, amorosamente y poniendo un gran interés en ello.

Ser bueno no quiere decir ser blando, sumiso, ingenuo o sin carácter, como a veces se cree.  Al contrario: los buenos se distinguen por su fuerte personalidad, la cual se traduce en inagotables dosis de energía y optimismo, y se refleja en su cálida sonrisa y los sentimientos de confianza, cariño y respeto que infunden a su alrededor.

EL LIBRO DE LOS VALORES

DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA